es
Emily Dickinson

El viento comenzó a mecer la hierba

Obavesti me kada knjiga bude dodata
Da biste čitali ovu knjigu otpremite EPUB ili FB2 datoteku na Bookmate. Kako da otpremim knjigu?
Emily Dickinson fue una mujer inteligente, rebelde y culta que, en su encierro voluntario en la habitación de su casa en Amherst, construyó una de las obras más sólidas de la literatura universal. Como señala Juan Marqués en la presentación, sus poemas «además de ser escritos, en principio, exclusivamente para la inmensa minoría de sí misma, fueron, a un tiempo, complicadísimos y simples, alegres y tristes, transparentes y enigmáticos. Son poemas que acompañan y ayudan a vivir a quien los lee, que enseñan a observar mejor, que obligan a ser más compasivo».
Ova knjiga je trenutno nedostupna
37 štampanih stranica

Ostale verzije

Da li već pročitali? Kakvo je vaše mišljenje?
👍👎

Utisci

    La mal leídaje podelio/la utisakпре 9 месеци
    🔮Kompleksna

Citati

    Natali Sánchezje citiraoпрошле године
    Qué bueno regresar a mis libros!

    —término de los fatigados días—.

    Casi compensa la abstinencia,

    y el dolor se olvida con el placer.

    Como aromas que confortan a los invitados

    en el banquete, mientras esperan,

    esta fragancia aligera el tiempo hasta que llego

    a mi pequeña biblioteca.

    Puede haber desolación afuera,

    lejanos pasos de hombres que padecen,

    pero la fiesta suprime la noche

    y hay campanas, interiormente.

    Doy las gracias a estos Parientes del Estante.

    Sus caras apergaminadas

    nos enamoran mientras esperamos,

    y nos satisfacen al alcanzarlas.
    Natali Sánchezje citiraoпрошле године
    Temo a la persona de pocas palabras.

    Temo a la persona silenciosa.

    Al sermoneador, lo puedo aguantar;

    al charlatán, lo puedo entretener.

    Pero con quien cavila

    mientras el resto no deja de parlotear,

    con esta persona soy cautelosa.

    Temo que sea una gran persona
    Natali Sánchezje citiraoпрошле године
    No podía soportar vivir en voz alta;

    el bullicio me azoraba tanto…

    Y si no fuera porque hace mucho que pasó,

    y si los que yo conocía se hubieran marchado,

    a menudo pensé qué inadvertidamente

    podría haberme muerto yo.
fb2epub
Prevucite i otpustite datoteke (ne više od 5 odjednom)