Jaime Alfonso Sandoval

  • Silvia Arenasje citiralaпрошле године
    Lina entendió ahora el motivo de la admiración de Gis. Obviamente en el nido había sido educado para apreciar la hermosura al estilo umbrío. Y ella, en la superficie, estaba condicionada para caer en los estándares de belleza tibia. Gis tenía un rostro de esos que producen tortícolis cuando te los encuentras por los pasillos de la escuela o en un centro comercial.
  • Cristinaje citiraoпре 2 године
    De esta manera se llega a la conclusión de que el ser humano no es ni el centro, ni siquiera una orillita del Universo; se trata solamente (junto con el resto de los animales) de una especie de bacteria que vive adherida en el cascarón, produciendo infecciones en la capa protectora y en la atmósfera.
  • Parásitosje citiraoпре 8 месеци
    DE NUEVO nos encontrábamos presos. Al parecer, ése era el destino de todos los animales: tras las rejas, dentro de una jaula, caja o vitrina. Y ni caso tenía mencionar la mala alimentación, la falta de espacio. Las comodidades no existían para criaturas como nosotros.
  • Parásitosje citiraoпре 8 месеци
    —¡Que Okk nos asista! Nadie podría sobrevivir —reclamó el científico—. Afuera no existe aire, ni llega nunca el sol. El gran libro de los dioses lo dice.

    —Si sólo se basan en viejas escrituras, entonces su inteligencia no es tan elevada como la presumen —remató Aquiles.
  • Grisje citiralaпрошле године
    Si conservo la razón se debe únicamente a que tengo sentido del humor... Eso ayuda, el buen humor lo es todo
  • Niza Borbonje citiraoпре 8 месеци
    Es una verdad universalmente reconocida que un vampiro no puede reflejarse en un espejo.
  • Niza Borbonje citiraoпре 8 месеци
    —Cómo quisiera que esto ya terminara y pudiéramos tener un noviazgo decente.

    —O uno indecente —sonrió Gis con picardía.
  • Jp Urje citiraoпре 2 године
    un ratito… —reconoció Ben
  • Mariana Nomásje citiralaпре 2 године
    —Es suficiente —dijo Lina cubriéndose de nuevo—. Soy lo que soy. Y espero haber demostrado ser lo que esperan de mí: una pieza del destino, un enunciado oracular, un signo profético, por que icemos siempre airosos el pendón victorioso de la Universidad; por su azul y oro lucharemos sin cesar, cubriendo así de gloria su nombre inmortal. México, Pumas, Universidad…
  • Manuela Herazoje citiraoпре 2 године
    —¿Me estás diciendo que debajo de la civilización umbría de la Infratierra hay otra civilización?
    —Exacto, la de los umbros. Se cuenta que son antiguos umbríos que se aislaron hace cientos de miles de años y se desarrollaron aparte. Se aislaron tanto que perdieron la capacidad de hablar. Muchos de ellos son ciegos y viven en tribus bárbaras. En realidad no se sabe gran cosa de ellos. Aparentemente son nómadas. Lo cierto es que se les desprecia porque son salvajes e incultos.
fb2epub
Prevucite i otpustite datoteke (ne više od 5 odjednom)