es

Henrik Ibsen

    yesiyf26je citiraoпре 2 године
    HELMER: (La amenaza con el dedo.) ¿Qué diablura habrá cometido esta golosa en la ciudad?

    NORA: ¡Bah, qué ocurrencia!

    HELMER: ¿No habrá hecho una escapadita a la confitería?

    NORA: No; te lo aseguro, Torvaldo.

    HELMER: ¿No habrá chupeteado algún caramelo?

    NORA: No, no; ni por asomo.

    HELMER: ¿Ni siquiera habrá roído un par de almendras?

    NORA: Que no, Torvaldo, que no; puedes creerme.

    HELMER: Pero, mujer, si te lo digo en broma.
    yesiyf26je citiraoпре 2 године
    NORA: (Bajando la voz.) ¡Pobre Cristina! Te has quedado viuda, ¿no?

    SEÑORA LINDE: Sí, hace ya tres años.

    NORA: Lo sabía; lo leí en los periódicos. ¡Ay, Cristina! tienes que creerme: pensé muchas veces escribirte; pero lo fui dejando de un día para otro, y por añadidura, siempre había algo que lo impedía.

    SEÑORA LINDE: Lo comprendo perfectamente.

    NORA: Sí, Cristina, me he portado muy mal. ¡Pobrecita! ¡Cuánto habrás sufrido!... ¿No te ha dejado nada para vivir?
    yesiyf26je citiraoпре 2 године
    !

    SEÑORA LINDE: (Vuelve hacia ella.) No, Nora, todo lo contrario. Eres tú la que no debe enfadarse conmigo. Lo peor de una situación como la mía es que se torna una tan agria... No se tiene a nadie por quien trabajar, y sin embargo, se ve una obligada a valerse de todos. Hay que vivir, y eso nos hace egoístas... No querrás creerme, pero cuando me has contado vuestro cambio de posición, me alegraba más por mí que por ti.
    yesiyf26je citiraoпре 2 године
    SEÑORA LINDE: No creo que lo consiguieras prestado.

    NORA: ¡Ah! ¿No?... ¿Y por qué no?

    SEÑORA LINDE: Porque una mujer casada no puede pedir prestado sin el consentimiento de su marido.
    yesiyf26je citiraoпре 2 године
    HELMER: ¿Pues no me has dicho que no había venido nadie? (Amenazando con el dedo.) No volverá a hacer eso mi pajarito cantor. Un pajarito cantor debe tener el pico limpio para gorjear sin desafinaciones
    yesiyf26je citiraoпре 2 године
    HELMER: Piensa que un hombre así, con la conciencia de su falta, tiene que mentir, disimular y fingir en todas partes; tiene que enmascararse hasta en familia, delante de su mujer y de sus propios hijos. Y lo de que mezcle en ello a sus hijos es lo peor de todo, Nora.

    NORA: ¿Por qué?

    HELMER: Porque una atmósfera semejante de falsedad contamina irremisiblemente el hogar. Cada vez que respiran, los hijos se contagian de gérmenes malsanos
    yesiyf26je citiraoпре 2 године
    HELMER: (Abrazando a Nora por la cintura.) Se hará lo que quiere la niña... Pero mañana por la noche, en cuanto hayas bailado...
    yesiyf26je citiraoпре 2 године
    He aprendido a proceder con sensatez. La vida y la amarga necesidad me lo han enseñado
    yesiyf26je citiraoпре 2 године
    SEÑORA LINDE: (Arregla un poco la habitación, y prepara su abrigo y su sombrero.) ¡Qué giro han tomado las cosas! Ya tengo por quién trabajar... por quién vivir... un hogar al que llevar un poco de calor... ¡Claro que lo haré!..
    yesiyf26je citiraoпре 2 године
    NORA: Te lo pido por favor, Torvaldo. ¡Te lo suplico!... ¡Solamente una hora!

    HELMER: Ni un minuto, Norita. Ya sabes lo convenido. Vamos adentro; estás enfriándote aquí. (A despecho de la resistencia de Nora, la conduce suavemente al salón
fb2epub
Prevucite i otpustite datoteke (ne više od 5 odjednom)