es

Henry David Thoreau

  • Salma Caristoje citiralaпрошле године
    lanza su última música sin hojas

    —sinfónica explosión donde hubo nidos—,

    crujen todos los huesos de madera
  • Itzel Casaña Floresje citiraoпрошле године
    ¿Qué hago en el bosque si estoy pensando en algo que no sea el bosque?
  • Viktor Raskolnikovje citiraoпрошле године
    Allí viví dos años y dos meses. Heme aquí de nuevo en la civilización.
  • Viktor Raskolnikovje citiraoпрошле године
    En la mayoría de libros, el yo o primera persona es omitido; en éste se conserva; en cuanto a egoísmo, esa es la principal diferencia. Es corriente olvidarse de que, a fin de cuentas, es siempre la primera persona la que habla.
  • Viktor Raskolnikovje citiraoпрошле године
    qué santo comer de sus sesenta acres, cuando el hombre ha sido condenado sólo a su porción de barro!
  • Viktor Raskolnikovje citiraoпрошле године
    Por falaz destino, comúnmente llamado necesidad, se ocupa en acumular tesoros, como dice un viejo libro, que la polilla y la herrumbre echarán a perder y los ladrones saquearán. Que una vida así es de necios, lo comprenderá llegado a su final, si no antes.
  • Viktor Raskolnikovje citiraoпрошле године
    ualidades de nuestra naturaleza, al igual que la lozanía de las frutas, sólo pueden conservarse con delicadeza. Y no es ésta, ciertamente, la que aplicamos a nuestras relaciones con el prójimo
  • Viktor Raskolnikovje citiraoпрошле године
    aes alienum o cobre de otro porque algunas de sus monedas eran de este metal; y sin embargo, seguís viviendo y muriendo, para ser enterrados por el cobre ajeno; siempre prometiendo pagar, pagar mañana, y acabando hoy insolventes
  • Viktor Raskolnikovje citiraoпрошле године
    veces me maravilla que podamos ser tan frívolos, me atrevo a decir; que presenciemos impertérritos este espectáculo indecoroso, bien que un tanto extraño a nosotros, de esa forma de servidumbre llamada esclavitud de los negros.
  • Viktor Raskolnikovje citiraoпрошле године
    son tantos los amos astutos y arteros que someten así tanto al Norte como al Sur! Es difícil tener un capataz sureño; más, si aquél es del Norte; pero que uno se convierta en esclavizador de sí mismo es mucho peor aún
fb2epub
Prevucite i otpustite datoteke (ne više od 5 odjednom)