es

Carlos Monsiváis

    Jośe Carrasco Amadorje citiraoпрошле године
    Antes, las víctimas desaparecían para siempre; ahora, así sea sin nombres, se recuerda su existencia a sus victimarios
    mje citiraoпре 2 године
    No deja de producir graves meditaciones tratar de resolver satisfactoriamente las causas del homosexualismo en los círculos intelectuales, decía el detective. Habría que aclarar que con frecuencia este distinguido policía se ha encontrado en las listas a individuos muy conocidos en determinados centros y círculos que están calificados como afeminados sorprendidos in fraganti. Es el momento de resolver el castigo para estos individuos, que aunque sólo sea por inmoralidad o faltas a la moral pública, se han encontrado en situaciones muy embarazosas. Hay nombres que pesan mucho por su “respetabilidad” pública y por su “personalidad” literaria.
    Antes, los pintores revolucionarios del grupo 30-30, le han exigido al gobierno la renuncia de varios funcionarios, incluidos los “dudosos”:
    Y estamos contra el homosexualismo, imitado a la burguesía francesa actual, y entre ellos, favorecidos ahora, y nosotros, luchadores incansables, existe el abismo de nuestra honradez que no se vende por un puesto. El gobierno no debe sostener en sus secretarías a los de dudosa condición psicológica.
    La denuncia de la revista Detectives hace que se pase de la queja a la acción directa. Se instala en la Cámara de Diputados un muy estalinista Comité de Salud Pública que “depurará al gobierno de contrarrevolucionarios” y el 31 de octubre de 1934, un grupo de escritores (José
    mje citiraoпре 2 године
    Rubén Romero, Mauricio Magdaleno, Rafael F. Muñoz, Mariano Silva y Aceves, Renato Leduc, Juan O’Gorman, Xavier Icaza, Francisco L. Urquizo, Ermilo Abreu Gómez, Humberto Tejero, Jesús Silva Herzog, Héctor Pérez Martínez y Julio Jiménez Rueda) le solicita a este Comité que, si se intenta purificar la administración pública,
    se hagan extensivos sus acuerdos a los individuos de moralidad dudosa que están detentando puestos oficiales y los que, con sus actos afeminados, además de constituir un ejemplo punible, crean una atmósfera de corrupción que llega al extremo de impedir el arraigo de las virtudes viriles en la juventud […] Si se combate la presencia del fanático, del reaccionario en las oficinas públicas, también debe combatirse la presencia del hermafrodita incapaz de identificarse con los trabajadores de la reforma social.
    Otra versión de estos hechos la da en sus memorias (Soberana juventud) Manuel Maples Arce, de joven un poeta libertario del grupo Estridentista:
    En una ocasión nos reunimos en el Salón Verde de la Cámara de Diputados para tratar el problema de los homosexuales en el teatro, el arte y la literatura. Aunque hubo declaraciones reprobatorias, el diablo metió el dedo y ellos se quedaban más orondos que nunca, mientras la gente se preguntaba por qué se les permitía moverse con tanto desplante, cuando en la época de Porfirio Díaz se les obligaba a ba
    mje citiraoпре 2 године
    barrer las calles, como aconteció alguna vez a los que hicieron célebre el número 41, que popularizó una estampa de Posada. La moral pública no depende de un grupo: es el estilo de una sociedad como diría Ortega y Gasset, y cuando ésta acepta que cada quien haga de su juicio un papalote, no existe posibilidad de dignificación.
    El espíritu de mafia les dio preponderancia. A veces emprendían verdadera persecución contra quienes se resistían a solidarizarse con sus intentos de hegemonía intelectual o se negaban a entrar en aquel monipodio. Fue la época de la insistente publicidad de Proust y Gide, en cuya obra se amparaba la comedia de los “maricones” y el cinismo de los pederastas.
    mje citiraoпре 2 године
    Para escapar a toda responsabilidad adoptaron una posición neutral que les permitió sobrevivir por encima de todos los conflictos ideológicos que han conmovido a la nación mexicana. Nunca fueron de derecha ni de izquierda […] Pretendían una estética que los eximía de compromisos y los ponía al margen de toda obligación responsable.
    A la sombra de protectores deseosos de aparecer como mecenas intelectuales, editaron, con el dinero de la nación, una antología en que los agraciados escribieron sus panegíricos, los unos sobre los otros.
    LA SÁTIRA: LA RESPUESTA PERDURABLE
    mje citiraoпре 2 године
    El movimiento estridentista (Ediciones de Horizonte, 1926), Germán List Arzubide es lapidario. Su movimiento, “amurallado de masculinidad”
    mje citiraoпре 2 године
    Y no creo que deba uno practicar el turismo y echar a perder el paisaje con su presencia
    mje citiraoпре 2 године
    Pues que le da a la literatura mexicana un Quevedo tardío
    mje citiraoпре 2 године
    según la versión de Villaurrutia los últimos aplausos se los di en la cara
    mje citiraoпре 2 године
    publicar estas memorias una editorial del Estado mexicano, se evidenciaron los grandes avances de la tolerancia y la incorporación al patrimonio de la literatura canónica de libros hasta hace poco conside
fb2epub
Prevucite i otpustite datoteke (ne više od 5 odjednom)