José Martí

    Angel Ernesto Garciaje citiraoпрошле године
    porque los niños son los que saben querer, porque los niños son la esperanza del mundo
    July KGje citiraoпре 2 године
    Así, en un día, dejan de amar los hombres a la mujer a quien quisieron entrañablemente, cuando un acto claro e inesperado les revela que en aquella alma no existen la dulzura y superioridad con que la invistió su fantasía.
    July KGje citiraoпре 2 године
    Una tristeza había en los ojos de Juan Jerez, que acaso ya nada haría desaparecer: la tristeza de cuando en lo interior hay algo roto, alguna creencia muerta, alguna visión ausente, algún ala caída. Mas se notó en los ojos de Juan una dulce mirada, y no como de que se alegraba él por sí, sino por placer de ver tierna a Lucía. ¡Son tan desventurados los que no son tiernos!
fb2epub
Prevucite i otpustite datoteke (ne više od 5 odjednom)