es
Knjige
Varios Autores

Cuentos de navidad

  • ks7200781je citiraoпре 5 месеци
    torpeza y tan poco garbo que todas las
  • ks7200781je citiraoпре 5 месеци
    nueva vida en las ramas secas. Es
  • ks7200781je citiraoпре 5 месеци
    oca del año, Navid
  • ks7200781je citiraoпре 5 месеци
    inchaba los nervios
  • Mariana Aguilarje citiralaпре 6 месеци
    Mi tío no quería saber nada de la compasión, algo que no le gustaba, pues lo consideraba una debilidad. La severidad inmutable le parecía superior a cualquier género de condescendencia. Por eso en la casa, así como en las numerosas aldeas pertenecientes a este rico hacendado, reinaba perpetuamente una profunda tristeza que compartían gentes y animales.
  • Mariana Aguilarje citiralaпре 6 месеци
    Era invierno, un invierno muy crudo. Había tales heladas que por la noche las ovejas morían de frío en los establos, y los gorriones y las chovas caían ateridos sobre la tierra congelada. En aquel tiempo, mi padre se encontraba en Yelets por obligaciones de su cargo y ni siquiera para Navidad había prometido regresar a casa, así que fue mamá la que se dispuso a viajar a su encuentro, para no dejarle solo en una festividad tan bonita y alegre
  • Mariana Aguilarje citiralaпре 6 месеци
    a llanura, los setos, los olmos de los cercados, todo parecía muerto, devastado por el frío. Ni los hombres, ni los animales salían al exterior; solo las chimeneas de las cabañas de blancos tejados revelaban la vida oculta, con las delgadas columnas de humo que ascendían rectas en el aire glacial.
  • Mariana Aguilarje citiralaпре 6 месеци
    –¿Un recuerdo de Navidad…? ¿Un recuerdo de Navidad…?
    Y de repente, exclamó:
    –¡Ah… sí! Tengo uno, y además muy raro; es una historia fantástica. ¡Presencié un milagro! Sí, señoras, un milagro, una Nochebuena.
    »Les sorprenderá que diga esto… yo, que no creo en casi nada. Y, sin embargo, ¡fui testigo de un milagro! Lo vi, sí, sí, lo vi con mis propios ojos.
  • Mariana Aguilarje citiralaпре 6 месеци
    gual que tres años antes, también aquella noche era víspera de Navidad, y los miles de soles lejanos y gigantes que brillaban hermosos en el cielo volvían a mirar compasivos a la inocente criatura. Le brillaban a la niña en los ojos, veían el fondo de su corazón infantil y no hallaban en él más que bondad y amor de Dios.
  • jsansoresrodriguezje citiraoпре 4 године
    –Celebraré la Navidad en mi corazón y me esforzaré por vivir sus enseñanzas todo el año
fb2epub
Prevucite i otpustite datoteke (ne više od 5 odjednom)