Agnes Grey, Anne Brontë
es
Anne Brontë

Agnes Grey

Obavesti me kada knjiga bude dodata
Da biste čitali ovu knjigu otpremite EPUB ili FB2 datoteku na Bookmate. Kako da otpremim knjigu?
Violeta García M.
Violeta García M.je citiraoпрошлог месеца
Una niña ama a su pajarito... ¿Por qué? Porque vive y siente; porque no puede defenderse, ni puede causar daño. Sin embargo, un sapo vive y siente, tampoco puede defenderse, ni causar daño; y aunque la niña nunca haría daño al sapo, no puede amarle como ama a su pajarito... tan bonito, de plumas tan suaves y ojos brillantes y habladores.
Luis Paredes Martínez
Luis Paredes Martínezje citiraoпре 2 месеца
Por lo menos me dijo que no podía vivir feliz sin un amigo, que no había encontrado ninguno aquí y que no creía que lo encontrara...
Luis Paredes Martínez
Luis Paredes Martínezje citiraoпре 2 месеца
Eso nos decían nuestros maestros de la infancia y eso mismo repetimos nosotros hoy a otros niños. Todo muy juicioso y muy acertado, sin duda, pero ¿acaso estas palabras se apoyan en la experiencia?
Luis Paredes Martínez
Luis Paredes Martínezje citiraoпре 2 месеца
El corazón humano es como una pieza de caucho: se dilata, pero puede estirarse mucho sin llegar a estallar.
Luis Paredes Martínez
Luis Paredes Martínezje citiraoпре 2 месеца
Si Dios quiere salvarme la vista y me permite volver a leer la Biblia, seré más feliz que una reina.
Luis Paredes Martínez
Luis Paredes Martínezje citiraoпре 3 месеца
Creéis que, porque siempre hago lo que me decís, no tengo un juicio propio
Nora Abad Muñoz
Nora Abad Muñozje citiraoпре 3 месеца
é? ¿Quién colgó alguna vez sus esperanzas sobre una ramita tan frágil
Nora Abad Muñoz
Nora Abad Muñozje citiraoпре 3 месеца
Aparta de tu mente esos dolorosos pensamientos y locos deseos, y concéntrate en tu deber y en la triste y vacía existencia que te ha tocado vivir.»
Nora Abad Muñoz
Nora Abad Muñozje citiraoпре 3 месеца
La belleza, aunque susceptible de ser sobrevalorada, es un don de Dios y no debe despreciarse.
Nora Abad Muñoz
Nora Abad Muñozje citiraoпре 3 месеца
Todo muy juicioso y muy acertado, sin duda, pero ¿acaso estas palabras se apoyan en la experiencia?
Nora Abad Muñoz
Nora Abad Muñozje citiraoпре 3 месеца
Es absurdo desear ser bella. Las personas inteligentes nunca lo desean para sí mismas, ni se preocupan de la de los demás.
Lilián Carrasco
Lilián Carrascoje citiraoпре 3 месеца
Pero nuestros deseos son como la yesca: el pedernal y el acero de las circunstancias arrancan chispas que enseguida se desvanecen, a menos que éstas caigan sobre esa yesca de nuestros deseos; cuando esto sucede, las chispas se inflaman y la llama de la esperanza se enciende.
Lilián Carrasco
Lilián Carrascoje citiraoпре 3 месеца
Me había acostumbrado a guardar silencio cuando escuchaba cosas desagradables y a sonreír tranquilamente cuando me sangraba el corazón.
bookishfairy00
bookishfairy00je citiraoпре 3 месеца
cultivada y un corazón bien dispuesto nunca se interesan por el aspecto externo
bookishfairy00
bookishfairy00je citiraoпре 3 месеца
Es absurdo desear ser bella. Las personas inteligentes nunca lo desean para sí mismas, ni se preocupan de la de los demás. Una mente bien cultivada
bookishfairy00
bookishfairy00je citiraoпре 3 месеца
La lectura es mi ocupación predilecta, cuando tengo tiempo libre y libros que leer.
Lilián Carrasco
Lilián Carrascoje citiraoпре 3 месеца
una dulce respuesta aplaca el odio, las palabras duras lo intensifican”.7 El mal no está solo en ellas, sino en ti mismo
bookishfairy00
bookishfairy00je citiraoпре 3 месеца
Los actos que vemos, las palabras que escuchamos en nuestro entorno diario, terminan –lenta, gradual, casi imperceptiblemente– por hacernos actuar y manifestarnos de forma imitativa, aun en contra de nuestra propia voluntad.
bookishfairy00
bookishfairy00je citiraoпре 3 месеца
Pero no es una cuestión de que se casen o no; hay mil formas honradas de ganarse la vida
bookishfairy00
bookishfairy00je citiraoпре 3 месеца
Nada los refrenaba para interrumpir de la forma más impropia la conversación de los mayores, hacerles las preguntas más impertinentes, colgarse al cuello de los caballeros, subírseles a las rodillas cuando no se los había invitado a ello, colgárseles de los hombros o hurgar en sus bolsillos, tirar de las faldas de las mujeres, deshacerles el peinado, torcerles el cuello y pedirles con descarada insistencia sus baratijas

En mi vida había querido tanto que le pasara algo malo a un niño, que detestables y peor los adultos

fb2epub
Prevucite i otpustite datoteke (ne više od 5 odjednom)