Laura Baeza

Época de cerezos

    Moncerratje citiralaпре 8 месеци
    Retomamos, aunque sentí un fuerte mareo, la cabeza me daba vueltas y recordé las palabras de Gorki sobre que escucharía el ruido de los tambores todo el tiempo, solo que no mencionó que retumbarían en mi cerebro. La fuerza se me había ido, pero el que cayó desmayado fue uno de los fagotistas.
    Iveth Martínezje citiralaпре 10 месеци
    Las autoridades siempre piensan que la gente es estúpida, que hay formas de disfrazar la desgracia, pero los que llenamos camillas con muertos ya no creemos en sus excusas.
    Zulma Ríosje citiraoпрошлог месеца
    Para Salvador era grotesco mirar a mujeres pasadas de cuarenta años, con los senos inflados como pelotas de caucho y vistiendo minifaldas, saltar y gritar histéricamente en los programas matutinos de chismes.
    Zulma Ríosje citiraoпрошлог месеца
    Las autoridades siempre piensan que la gente es estúpida, que hay formas de disfrazar la desgracia, pero los que llenamos camillas con muertos ya no creemos en sus excusas.
    Renata Uribeje citiraoпре 4 месеца
    creía que dando forma a los datos duros de los reporteros, tejiendo una trama verosímil, por sencilla que fuera la noticia, hacía un contrapeso a mi situación con Leonor
    Renata Uribeje citiraoпре 4 месеца
    eonor mentía en muchos aspectos de su vida, decía la verdad en otros, a la larga eso me gustó, que yo conociera la mitad de todo y el resto fuese suposición
    Samuel Jediaelje citiraoпре 4 месеца
    a empezar la lluvia, en esta época ninguna tarde es segura

    Wow

    (esc) rito de iniciaciónje citiralaпре 5 месеци
    No me sorprendió: la muerte siempre resulta ser un fenómeno de inquietud fascinante.
    (esc) rito de iniciaciónje citiralaпре 5 месеци
    autoridades siempre piensan que la gente es estúpida, que hay formas de disfrazar la desgracia, pero los que llenamos camillas con muertos ya no creemos en sus excusas.
    Alicia M. Maresje citiralaпре 5 месеци
    La mamá de Triana decía que en esa casa ellas dos sobraban. A veces le dolían las rodillas, porque mientras se sentaba a ver la televisión o rezar el rosario, tenía a uno o dos fantasmas sobre sus piernas.
    Alicia M. Maresje citiralaпре 5 месеци
    Caminó rumbo al sur, al menos aún podía orientarse. A cada paso deseaba otra explosión, tóxicos nocivos que le regresaran la rectitud a su espalda, que le devolvieran la dignidad que perdió en la zona cero.
    Alicia M. Maresje citiralaпре 5 месеци
    Las autoridades siempre piensan que la gente es estúpida, que hay formas de disfrazar la desgracia, pero los que llenamos camillas con muertos ya no creemos en sus excusas.
    Alicia M. Maresje citiralaпре 5 месеци
    Todos piensan que somos el sitio menos estresante del país y que los problemas están en otra parte, que aquí el calor nos hace lentos y conformistas, en aquel entonces que una planta nuclear violara los reglamentos de seguridad y ecología era la norma, nadie discutiría su presencia.
    Alicia M. Maresje citiralaпре 5 месеци
    el noticiero comentaban que hasta el momento él no había dado declaraciones sobre la muerte de la extranjera. El conductor cerró la nota diciendo que en nuestra ciudad ese es el destino de los profetas.
    Claudia Htje citiraoпре 5 месеци
    Uno de mis compañeros se peleó con un tipo que fotografió al cadáver, y cuya siguiente acción sería vender las fotos a una revista semanal acostumbrada a alimentar el morbo de los lectores. No me sorprendió: la muerte siempre resulta ser un fenómeno de inquietud fascinante
    Claudia Htje citiraoпре 5 месеци
    La naturaleza tiene reglas extrañas para el matrimonio
    Abril Nohje citiraoпре 6 месеци
    Necesité mucha fuerza de voluntad para no repetir el baile de su abuelo sobre las tablas aquella vez frente a la tumba
    Abril Nohje citiraoпре 6 месеци
    Un grito me sacó del umbral del sueño, el golpe contra un inmenso árbol me clavó en la inconsciencia de nuevo. Tuve muchas heridas, se me fracturaron tres costillas, los doctores dijeron que Leonor murió al instante, no quise indagar en pormenores.
    Abril Nohje citiraoпре 6 месеци
    Leonor olía a rosas y naranjas después de bañarse, siempre sacaba a cuento que era el agua de colonia con la que su abuela emprendió la huida a nuestro país junto con cientos de refugiados vascos.
    Abril Nohje citiraoпре 6 месеци
    Jorge respiró hondo, llenó sus pulmones de ese aire casi espectral, cerró los ojos y se abandonó al espacio abierto que se extendía delante, muy parecido a una postal de color incierto.
fb2epub
Prevucite i otpustite datoteke (ne više od 5 odjednom)