Edgar Allan Poe

Berenice

El narrador, Egaeus, se prepara para casarse con su prima, Berenice. Egaeus sufre extraños ataques de ensimismamiento durante los cuales parece aislarse por completo del mundo exterior. Berenice empieza a deteriorarse debido a una enfermedad desconocida, hasta que la única parte de su cuerpo que parece permanecer viva son sus bonitos dientes, con los cuales Egaeus empieza a obsesionarse. Berenice muere finalmente y él entra en uno de sus trances. Un criado lo interrumpe informándole de que la tumba de Berenice ha sido profanada. Egaeus se descubre cubierto de sangre, y a su lado, diversas herramientas de dentista y una cajita conteniendo 32 dientes («thirty-two small, white and ivory-looking substances»). Por otra parte, todo hace pensar que Berenice fue enterrada viva.
12 štampanih stranica

Ostale verzije

Utisci

    Sarah Valentina Barragán Salomje podelio/la utisakпре 3 године
    👍Vredna čitanja
    💀Jeziva
    🎯Vredna čitanja
    🚀Čita se u jednom dahu

    Me dejó en intriga saber ..... Ahí termina ?????
    Lo ame pero me dejó inconclusa

    Anahí Camarena Hernándezje podelio/la utisakпре 4 месеца
    💀Jeziva

    Breve relato de terror, una relación turbia y dos enfermos mentales con el estilo de Poe. Nada saldrá bien

    Deborah Maldonadoje podelio/la utisakпрошле године

    Inesperado

Citati

    AEMIje citiraoпрошлог месеца
    Igual que en la ética el mal es consecuencia del bien, en realidad de la alegría nace la tristeza.
    Eliana camila pe�a yateje citiraoпре 2 месеца
    Pero es inútil decir que no había vivido antes, que el alma no conoce una existencia previa.

    La alma es la esencia atrapada en un cuerpo que le hace olvidar y le obliga a recordar

    Yuly Mendozaje citiralaпре 4 месеца
    una enfermedad mortal- cayó sobre ella como el simún, y, mientras yo la contemplaba, el espíritu del cambio la arrasó, penetrando en su mente, en sus costumbres y en su carácter, y de la forma más sutil y terrible llegó a alterar incluso su identidad. ¡Ay! La fuerza destructora iba y venía, y la víctima… , ¿dónde estaba? Yo no la conocía, o, al menos, ya no la reconocía como Berenice.

Na policama za knjige

fb2epub
Prevucite i otpustite datoteke (ne više od 5 odjednom)