es
Stephen King

El Misterio de Salem's Lot

Obavesti me kada knjiga bude dodata
Da biste čitali ovu knjigu otpremite EPUB ili FB2 datoteku na Bookmate. Kako da otpremim knjigu?
    Beth MMje citiralaпре 10 месеци
    Todavía lloraba cuando el Citroen pasó junto al cartel del turismo, que saludaba: «Te alejas ahora de Jerusalem’s Lot, un pueblo agradable. ¡Vuelve pronto!»
    crysel Mandujano Centenoje citiraoпрошле године
    Estás atado a la misma viga de donde se colgó el amigo y patrono de mi amo en esta comarca, jovencito. ¿No te halaga
    crysel Mandujano Centenoje citiraoпрошле године
    Ésos son los secretos del pueblo. Algunos se sabrán más adelante y otros nunca se sabrán. El pueblo los guarda en su seno, detrás del más impasible e imperturbable de los rostros.

    Al pueblo no le importa la obra del diablo más de lo que le importa la obra de Dios, ni la del hombre. Sabía de oscuridades. Y con la oscuridad le bastaba
    crysel Mandujano Centenoje citiraoпрошле године
    Si a un miedo no se le puede dar forma, no se le puede vencer. Y los miedos que se agazapan en los pequeños cerebros son demasiado grandes para pasar por la boca
    crysel Mandujano Centenoje citiraoпрошле године
    Eso es más difícil de decir. Creo... creo que percibí cierto desdén bajo la superficie. Cierto cinismo. Como si estuviera representando un papel, y representándolo bien, pero consciente de que no iba a necesitar de todos sus recursos para engañarnos. Con un toque de condescendencia. —Miró a Matt con incertidumbre— Y me pareció que había cierta crueldad en él. No sé por qué
    crysel Mandujano Centenoje citiraoпрошле године
    —El pueblo y la gente-asintió Ben— Hay una serie de crímenes sexuales y mutilaciones. Voy a empezarlo con uno de ellos y describirlos progresivamente, del principio al fin, con todo detalle. Estaba trabajando en esa parte cuando desapareció Ralphie Glick y me... bueno, me cayó muy mal.

    —¿Y para todo eso te basas en las desapariciones que sucedieron por los años treinta en el municipio?

    Ben le miró
    crysel Mandujano Centenoje citiraoпрошле године
    Ése era el valor de no llorar. Llorar era como desparramarlo todo por el suelo
    crysel Mandujano Centenoje citiraoпрошле године
    ¿Que si entendía la muerte? Desde luego. Era cuando los monstruos se adueñaban de uno
    crysel Mandujano Centenoje citiraoпрошле године
    Que Dios me dé la serenidad de aceptar lo que no puedo cambiar, la tenacidad de cambiar lo que puedo, y la buena suerte de no confundirlos demasiado a menudo."
    crysel Mandujano Centenoje citiraoпрошле године
    No es mucho el bien que puede haber en un pueblo pequeño y sedentario. Como mucho, indiferencia condimentada con algún mal cometido sin querer o, lo que es más grave, con algún mal hecho conscientemente
    crysel Mandujano Centenoje citiraoпрошле године
    "Me has preguntado qué pienso, y te lo voy a decir. Creo que es relativamente fácil que la gente acepte cosas como la telepatía o las premoniciones o el teleplasma, porque la disposición a creerlas no les cuesta nada, no les quita el sueño por las noches. Pero la idea de que el mal que hacen los hombres pueda sobrevivirles es más inquietante
    crysel Mandujano Centenoje citiraoпрошле године
    Está sobre esa colina que domina la aldea como... oh, como una especie de ídolo sombrío
    crysel Mandujano Centenoje citiraoпрошле године
    es posible que haya cierta verdad en la idea de que las casas absorben las emociones que se generan en ellas, que tienen una especie de... magnetismo interior.
    crysel Mandujano Centenoje citiraoпрошле године
    ciudades pequeñas no olvidan fácilmente y transmiten sus horrores de generación en generación.
    crysel Mandujano Centenoje citiraoпрошле године
    el tiempo transcurría de forma diferente. En un pueblecito tan simpático no podía suceder nada demasiado malo.
    Scira Jorqueraje citiraoпрошле године
    PRÓLOGO

    Viejo amigo, ¿qué es lo que buscas?

    Tras tantos años de ausencia vienes con las imágenes que
    albergaste bajo cielos extraños muy lejanos de tu tierra.

    GEORGE SEFERIS

    1

    Casi todo el mundo creía que el hombre y el chico eran padre e hijo.
    Atravesaron la comarca dirigiéndose sin seguir una dirección muy precisa
    Scira Jorqueraje citiraoпрошле године
    e una ciudad de Vermont llamada Monson. En el relato se mencionaba el nombre del hombre alto.
    Éste
    Gustavo Barrazaje citiraoпре 2 године
    Pensó entonces que podría derrumbarse y echar a llorar. Pero no le quedaban lágrimas. Se sentía seco, y totalmente vacío. Lo único que quedaba era ese regusto.
    Gustavo Barrazaje citiraoпре 2 године
    Ya sé que para ti no hay consuelo —le dijo Matt mientras le tomaba una mano entre las suyas— Pero no importa; el tiempo te lo traerá. Por el momento, ella descansa.
    Gustavo Barrazaje citiraoпре 2 године
    ebemos atravesar aguas amargas antes de llegar a las dulces."
fb2epub
Prevucite i otpustite datoteke (ne više od 5 odjednom)