es
Knjige
Charles Dickens

Tiempos difíciles

    Vanessa Mosqueraje citiralaпре 3 месеца
    Pero ¿veíase Luisa a sí misma amada por los felices hijos de la feliz Cecilia; veíase enriquecida con el conocimiento de la niñez; convencida de que no había que despreciar jamás las inocentes y bellas fantasías; esforzándose por comprender a los seres humanos de más humilde condición y en hermosear sus vidas, todo máquinas y realismos, con las gracias y goces de la imaginación, sin las que se agosta el sentimiento de la niñez, la más fornida virilidad física se convierte en completa muerte moral y las cifras más abultadas que la prosperidad nacional puede exhibir son como la Escritura que apareció en la Pared?
    Vanessa Mosqueraje citiralaпре 4 месеца
    Crecí, padre mío, poseída de un hambre y de una sed que no se han visto apagadas ni un solo instante, con un ardiente impulso que me llevaba hacia alguna región en que las reglas, los números y las definiciones no reinasen como señores absolutos; crecí, y cada pulgada de mi camino me costó una batalla.
    Vanessa Mosqueraje citiralaпре 4 месеца
    —Pues bien, padre; si yo hubiera sido ciega, si hubiese tenido que buscar mi camino a tientas, pero hubiese gozado de libertad, conociendo exactamente las formas y superficies de las cosas, para ejercitar hasta cierto punto mi imaginación con respecto a ellas, hoy sería un millón de veces más sabia, más feliz, más cariñosa, más satisfecha, más inocente y humana en todos los aspectos que lo que soy, teniendo estos ojos míos para ver. Y ahora, escuchad lo que he venido a deciros.
    Vanessa Mosqueraje citiralaпре 4 месеца
    afectos, flaquezas, que, bien cultivadas, se habrían convertido en una fuerza y que contravienen todos los cálculos hechos por el hombre y escapan a sus fórmulas aritméticas igual que su Creador, ¿me habríais entregado a ese hombre al que ahora estoy bien segura de que odio?
    Vanessa Mosqueraje citiralaпре 4 месеца
    —Padre, si la última vez que estuvimos aquí de conversación hubieseis sabido lo que yo misma temía y contra lo que yo luchaba, porque mi principal tarea desde mi infancia ha sido luchar contra todos los impulsos que brotaban en mi corazón; si hubierais sabido que dentro del mío dormían sensibilidades,
    Vanessa Mosqueraje citiralaпре 4 месеца
    El sol brillaba ya radiante sobre la ciudad y las campanas de las fábricas llamaban al trabajo del día. Los hogares de las casas no se habían encendido aún y las altas chimeneas eran dueñas de todo el cielo. No tardarían mucho en ocultarlo, a fuerza de echar por sus bocas sus humos venenosos; pero por espacio de media hora, algunas de las muchas ventanas por las que las gentes de Coketown veían un sol en eclipse eterno, a través de una atmósfera de cristal ahumado, aparecieron doradas.

    ¡Qué extraño se le hacía volver la espalda a las chimeneas para mirar a los pájaros! ¡Qué extraño el sentir bajo los pies el polvo de la carretera en lugar de la carbonilla! ¡Qué extraño el haber llegado a una edad tan avanzada y estar empezando a vivir en aquella mañana de verano lo mismo que un muchacho! Con estos pensamientos en la cabeza y el hatillo de ropa bajo el brazo, Esteban, pensativo como siempre, echó a andar carretera adelante. Los árboles se doblaban a su paso, susurrándole que dejaba detrás un corazón leal y enamorado.

    La naturaleza

    Vanessa Mosqueraje citiralaпре 4 месеца
    trabajadores de ninguno de los países por donde ha viajado el caballero. Sobre todo valorándolos como tanta o cuánta mano de obra y moviéndolos como números en una suma, o como máquinas, igual que si ellos no tuviesen amores y gustos, recuerdos e inclinaciones, ni almas que pueden entristecerse, ni almas capaces de esperar…; menospreciándolos como si para nada contasen ellos, cuando están tranquilos, y echándoles en cara la falta de sentimientos humanos en sus tratos con vosotros, cuando ellos se desasosiegan
    Vanessa Mosqueraje citiralaпре 4 месеца
    La mano dura no la mejorará. Con vencer y triunfar en los conflictos no se mejorará. Poniéndose de acuerdo para dar siempre, contra naturaleza, la razón a una de las partes, y quitársela siempre, contra toda lógica, a la otra parte, jamás, jamás se mejorará.
    Vanessa Mosqueraje citiralaпре 4 месеца
    Otro tema, el de sus asociaciones: estoy seguro de que hay muchos entre ellos que podrían beneficiarse un poco de cuando en cuando, en dinero o en protección, mejorando de este modo su nivel de vida, con solo que se vigilasen entre sí, comunicando después lo que saben. Siendo así, ¿por qué no aprovechan la ocasión de mejorar? Éste es el primer deber de todo ser racional, y ellos tienen la pretensión de que necesitan mejorar.

    La competencia y el oportunismo

    Vanessa Mosqueraje citiralaпре 4 месеца
    Bitzer desempeñaba el respetable cargo de espía e informador general en el establecimiento; en pago a este servicio voluntario, recibió, con ocasión de las últimas Navidades, un regalo especial, además del sueldo de una semana, y por encima de éste. Se había convertido en un mozo muy calculador, precavido, prudente y que haría con seguridad carrera. Su cerebro funcionaba con exactitud matemática y carecía en absoluto de sentimientos y de pasiones. Todos sus actos estaban inspirados en el más refinado y frío cálculo; y no sin motivo solía decir la señora Sparsit, refiriéndose a él, que era el joven de más sólidos principios que ella había conocido jamás.
    Vanessa Mosqueraje citiralaпре 4 месеца
    Pero no había temperatura capaz de devolver su juicio a los elefantes ni de enloquecerlos más de lo que estaban. Sus fastidiosas cabezas iban y venían al mismo compás con tiempo caluroso o con tiempo frío, con tiempo húmedo o con tiempo seco, con tiempo bueno o con mal tiempo. A falta del susurro de los bosques, Coketown sólo podía ofrecer el vaivén acompasado de las sombras de esos elefantes en los muros; en cambio, para sustituir el zumbido veraniego de los insectos, podía ofrecer durante todo el año, desde el amanecer del lunes hasta el anochecer del sábado, el zumbido de las transmisiones y poleas.
    Vanessa Mosqueraje citiralaпре 4 месеца
    no esperaréis que os eche un discurso el hombre que, cuando ve un poste, dice: «¡Esto es un poste!», y cuando ve una bomba dice: «¡Esto es una bomba!», y no hay cuidado que llame bomba al poste ni poste a la bomba; ni a ninguno de los dos; mondadientes. Si esta mañana queréis oír un discurso, ya sabéis dónde buscarlo: mi amigo y padre político Tom Gradgrind es miembro del Parlamento. Yo no soy vuestro hombre.
    Vanessa Mosqueraje citiralaпре 4 месеца
    Su manera de hacer el amor en tales ocasiones tomaba la forma de pulseras, y durante todo el tiempo del noviazgo adoptó maneras fabriles. Mandaba hacer vestidos, mandaba fabricar joyas, mandaba confeccionar pasteles y guantes, mandaba hacer instalaciones y otra gran variedad de realidades tangibles que honraban debidamente el contrato matrimonial. Éste era, desde el principio hasta el fin, realismo puro.
    Vanessa Mosqueraje citiralaпре 4 месеца
    asuntos como ése con fantasías sin trascendencia y con otros absurdos que, si se mira bien, no tienen realidad, realidad tangible; pero no es adularte el decir que tú sabes más, que eres más inteligente que eso. Pues bien: ¿cuáles son en este caso las realidades? Tienes, en términos redondos, veinte años, y el señor Bounderby, también en términos redondos, cincuenta. Existe cierta disparidad entre vuestras edades, pero no la hay, en absoluto, entre vuestra posición social y vuestros medios de fortuna; al contrario, concuerdan admirablemente. Surge, pues, la cuestión: ¿es suficiente esa disparidad para poner un obstáculo insuperable a este matrimonio?
    Vanessa Mosqueraje citiralaпре 4 месеца
    erás, mi querida Luisa. Yo te aconsejaría…, puesto que me lo preguntas…, que mires la cuestión de la manera que se te ha enseñado a mirarlas todas: simplemente, como una cuestión de realidades tangibles. Las personas ignorantes y
    Vanessa Mosqueraje citiralaпре 4 месеца
    Parecía como si en el fuego de dentro de la casa primero, y en la neblina encendida del exterior después, tratase de descubrir cómo sería la trama que el tiempo eterno, el más grande y más antiguo de todos los hilanderos, tejería con los hilos que le habían servido ya para hilar una mujer. Pero la fábrica del tiempo se encuentra en un lugar secreto, su trabajo no se siente y sus brazos son mudos.
    Vanessa Mosqueraje citiralaпре 4 месеца
    Los estudios que has hecho respondían a un sistema…, al sistema…, y no hay nada más que decir a este respecto. Supongo únicamente que las circunstancias en
    Vanessa Mosqueraje citiralaпре 4 месеца
    que se ha desenvuelto la primera parte de tu vida fueron demasiado desfavorables al desarrollo de tu capacidad mental, y que hemos empezado demasiado tarde.
    Vanessa Mosqueraje citiralaпре 4 месеца
    —No puedo ocultarte el hecho, Jupe, de que el resultado de tus estudios me ha defraudado; me ha defraudado en grado sumo. No has logrado, bajo los auspicios del señor y de la señora M’choakumchild, ni con mucho, la suma de conocimientos prácticos que yo hubiera querido. Fallas muchísimo en cuestiones prácticas. Tienes un conocimiento muy somero del cálculo. En conjunto, estás completamente retrasada y muy por debajo del nivel corrien‍
    Vanessa Mosqueraje citiralaпре 4 месеца
    El tiempo siguió su marcha en Coketown lo mismo que sus máquinas: tanta materia prima trabajada
fb2epub
Prevucite i otpustite datoteke (ne više od 5 odjednom)