Julio Verne

Viaje al centro de la Tierra

    b8562267585je citiraoпре 7 година
    Capítulo 1
    El domingo 24 de mayo de 1863, mi tío, el profesor Lidenbrock, entró rápidamente a su hogar, situado en el número 19 de la König-strasse, una de las calles más tradicionales del barrio antiguo de Hamburgo.
    Marta, su excelente criada, se preocupó sobremanera, creyendo que se había retrasado, pues apenas empezaba a cocinar la comida en el hornillo.
    “Bueno”- pensé para mí- , si mi tío viene con hambre,
    melaganeconqrje citiraoпре 7 година
    Ah, mujeres! ¡Corazones femeninos, incomprensibles siempre! Cuando no sois los seres más tímidos de la tierra, sois los más arrojados
    Sofi An Cruzje citiralaпре 6 година
    Mientras el corazón lata, mientras la carne palpite, no me explico que un ser dotado de voluntad se deje dominar por la desesperación.
    Mónica Valadezje citiraoпре 3 године
    Inmanis pecoris custos inmanior ipse!
    lou9je citiraoпре 5 година
    Sobre la superficie de la tierra, en las noches más tenebrosas, la luz no abandona jamás sus derechos por completo; se difunde, se sutiliza, pero, por poca que quede, acaba por percibirla la retina.
    joselalitoje citiraoпре 5 година
    ¡un sorbo de agua, el último! ¿Lo oyes bien? ¡El último! Lo guardaba como un tesoro precioso en el fondo de mi cantimplora. Cien veces he tenido que refrenar los irresistibles deseos que me acometían de bebérmela; pero, al fin Axel, pudo más el cariño que el deseo, y la reservé para ti.
    Edgar Ruizje citiraoпре 6 година
    - ¡El mar! -exclamé. - Sí -respondió mi tío-. ¡Es el mar Lidenbrock, y quiero creer que ningún navegante me disputará el honor de haberlo descubierto y el derecho a darle mi nombre!
    Daniela Duranje citiraoпре 7 дана
    in embargo, no cesaban las admirativas exclamaciones del enjuto profesor.
    -Vamos a ver -decía, preguntándose y respondiéndose a sí mismo-, ¿es un buen ejemplar? ¡Sí, magnífico! ¡Y qué encuadernación! ¿Se abre con facilidad? ¡Sí; permanece abierto por cualquier página que se le deje! Pero, ¿se cierra bien? ¡Sí, porque las cubiertas y las hojas forman un todo bien unido, sin separarse ni abrirse por ninguna parte! ¡Y este lomo que se mantiene ileso después de setecientos años de existencia! ¡Ah! ¡he aquí una encuadernación capaz de envanecer a Bozerian, a Closs y hasta al mismo Purgold.
    Al expresarse de esta suerte, abría y cerraba mi tío el feo y repugnante libraco; y yo, por pura fórmula, pues no me interesaba lo más mínimo, pregunté:
    -.¿Cuál es el título de ese maravilloso volumen? -interrogué con un entusiasmo demasiado exagerado para que no fuese fingido.
    -¡Esta obra -respondió mi tío animándose- es el Heimskringla, de Snorri
    b8810980309je citiraoпре 2 месеца
    según la tradición, fueron inventados por el mismo Odín.
    b9073653238je citiraoпре 2 месеца
    Las runas -prosiguió- eran unos caracteres de escritura usada en otro tiempo en Islandia, y, según la tradición, fueron inventados por el mismo Odín.
fb2epub
Prevucite i otpustite datoteke (ne više od 5 odjednom)