Martha Riva Palacio Obón

Frecuencia Júpiter

    Judith Cortésje citiralaпрошле године
    “La lujuria femenina es el origen de la brujería”.
    Judith Cortésje citiralaпрошле године
    Nos hemos vuelto jardineros de nuestro planeta.
    Judith Cortésje citiralaпрошле године
    —¿Sabías que puedes escuchar a Júpiter por radio?
    Soliloquios Literariosje citiralaпре 6 месеци
    Quiere que me concentre en entrar a la universidad. No entiende que todavía no sé qué quiero. Es nefasto que te exijan decidir en menos de un año lo que quieres ser para el resto de tu vida. Si ni siquiera sé quién soy en este momento.
    Frigáneaje citiraoпре 7 месеци
    ¿Por qué últimamente todos necesitan que les recuerde que tengo derecho a hacer lo que se me dé la gana con mi tiempo?
    simulandaje citiralaпре 7 месеци
    ¿Por qué últimamente todos necesitan que les recuerde que tengo derecho a hacer lo que se me dé la gana con mi tiempo?
    Rocío Toledoje citiralaпрошле године
    mi corazón palpita con fuerza. Debería sostenerlo con unos alfileres para que no saltara tanto.

    Los alfileres duelen.
    Fernanda Gonzálezje citiralaпрошле године
    En este estado de animación suspendida en el que me encuentro, las noches son frenéticas. No duermo, no sueño. No hay estrellas ni luna. Solo luces neón deslumbrantes, alucinantes, que cruzan el cielo como auroras boreales.
    Judith Cortésje citiralaпрошле године
    —Porque quieren jugar a ser Dios.
    Las hojas de la nocheje citiralaпре 11 дана
    Porque no son los venenos conocidos los que matan, sino los que no se dejan ver
    Las hojas de la nocheje citiralaпре 11 дана
    Al otro lado del mundo, ella se alejó aleteando sin saber que era la causa de todo.)
    Las hojas de la nocheje citiralaпре 11 дана
    Ahí fue cuando empecé a sentir curiosidad sobre cómo es ese instante en el que todo desaparece y dejas de existir. A veces imagino que es como ese momento en que vas en el metro sobre la superficie y, de pronto, se sumerge bajo tierra. Ese segundo en que la luz neón se intensifica sacando cosas que no estaban ahí.
    Las hojas de la nocheje citiralaпре 12 дана
    De todas las transmisiones del zumbador, la que más me intriga es la del primero de septiembre de 2010. A las 22:25 horas se cortó la transmisión para reproducir un fragmento de El lago de los cisnes, de Tchaikovsky
    Las hojas de la nocheje citiralaпре 12 дана
    No es el fin del mundo lo que me asusta, sino el hecho de no saber cómo se va a acabar.
    Las hojas de la nocheje citiralaпре 12 дана
    En este estado de animación suspendida en el que me encuentro, las noches son frenéticas. No duermo, no sueño. No hay estrellas ni luna. Solo luces neón deslumbrantes, alucinantes, que cruzan el cielo como auroras boreales. Orbito a su alrededor hasta que se apagan y es nuevamente de día.
    Las hojas de la nocheje citiralaпре 12 дана
    Mi segundo simulacro del fin del mundo fue cuando las sábanas de la cama se convirtieron en cascarones de huevo. Vacías, rotas, húmedas.
    Las hojas de la nocheje citiralaпре 12 дана
    Cuando le pregunté a Eva si ella era lujuriosa me dio una cachetada. Fue la única vez que mi abuela me pegó. Claro, a nadie le gusta que le digan bruja
    Las hojas de la nocheje citiralaпре 12 дана
    No pensé que aquí hubiera clima. Tampoco que oliera a naranjas. ¿Seguirá mi cuerpo en una camilla? El aroma a cítricos invade mi nariz. La irrita.
    Las hojas de la nocheje citiralaпре 12 дана
    HE VISTO TRES SIMULACROS del fin del mundo.
    El primero fue cuando se abrió uno de los siete sellos del apocalipsis y los elefantes del circo dejaron de hablarme. Tal y como Eva había vaticinado que sucedería mientras rezábamos junto a su cama.
    Las hojas de la nocheje citiralaпре 12 дана
    Matías fue el que me contó que se puede escuchar a Júpiter en la frecuencia AM. Me lo dijo cuando nos conocimos durante la primera fiesta que hizo Esteban en nuestro departamento de Regina.
fb2epub
Prevucite i otpustite datoteke (ne više od 5 odjednom)