es
Renée Ahdieh

La rosa y la daga

Obavesti me kada knjiga bude dodata
Da biste čitali ovu knjigu otpremite EPUB ili FB2 datoteku na Bookmate. Kako da otpremim knjigu?
Nicole Venegas Pradenasje citiraoпре 2 године
—Pero tengo intención de quedarme… al final. —Sherezade alzó la barbilla con aire impetuoso—. De hecho, pretendo hacer mucho más que quedarme. Pretendo florecer. Una vez que rompamos la maldición. —Dejó que la frase se propagara por la enorme alcoba, retando a las paredes a que se levantaran y la desafiaran.
Belen Castellanosje citiraoпре 9 дана
«El poder tras las palabras reside en la persona»
Belen Castellanosje citiraoпре 9 дана
Había pasado tanto tiempo ocultándoselo todo a los que tenía más cerca que —incluso ahora— no sabía cómo sacar las cosas a la luz
Belen Castellanosje citiraoпре 9 дана
Su tacto era seda sobre acero. Le hacía sentir calor y frío al mismo tiempo. Sus besos eran la mezcla perfecta de dureza y suavidad. Experimentados y libres de ataduras.
Belen Castellanosje citiraoпре 9 дана
El amor sí que cambiaba a las personas. Conllevaba alegría y sufrimiento, y propiciaba aquellos momentos que definían el carácter de un hombre.
Belen Castellanosje citiraoпре 9 дана
—Porque, cuando te bese, quiero que los tuyos sean los primeros… y los últimos labios que bese en la vida.
Belen Castellanosje citiraoпре 9 дана
Comprendió lo que significaba sentirse en casa allá donde estuviera. Sentir que encajaba en cualquier momento y en cualquier lugar.

Porque en aquel instante, con la presión de los labios de Rahim sobre los suyos, con el roce de su lengua enviándole un fuego descontrolado a través de las venas, supo que allí siempre encontraría un hogar.
Belen Castellanosje citiraoпре 9 дана
Cuando nos enfrentamos a nuestros miedos más oscuros, la inacción es la opción de los débiles o los desesperados. Siempre hay algo que se puede hacer o decir. Aunque las palabras por sí solas…

—Son meros garabatos en una hoja —remató Jalid con voz aún más gélida—. El poder tras las palabras reside en la persona.
Belen Castellanosje citiraoпре 9 дана
Ambas se estaban haciendo cargo de sus propios destinos, negándose a que la suerte les dictara el futuro.
Belen Castellanosje citiraoпре 9 дана
Sus labios no tardaron en encontrar el ritmo. Y sus cuerpos se encontraron, buscando lo mismo.

Buscando un momento de equilibrio perfecto.

Un momento que lo contenía todo.
Belen Castellanosje citiraoпре 9 дана
La verdadera fuerza no reside en la soberanía, sino en saber cuándo se necesita ayuda y en tener el valor de aceptarla.
Belen Castellanosje citiraoпре 9 дана
¿al menos me dirás cuánto me quieres?

El califa le pasó la punta de la nariz por el filo de la oreja, con una sonrisa de agradecimiento dibujada en los labios.

—Desde las estrellas hasta las estrellas.
Belen Castellanosje citiraoпре 9 дана
—Quiero una vida rodeada de las personas a las que amo, felices y a salvo. ¿Qué quieres tú?

—Vivir… con valentía.

—¿Qué más?

—Saborear cada segundo.

Jalid le rozó la pierna; un escalofrío le recorrió la espalda.

—¿Qué más? —Le tembló la voz.

—Dormirme cada noche contigo a mi lado.

Sherezade le sujetó la cara entre las manos.

—Entonces lucha por ello.
Belen Castellanosje citiraoпре 9 дана
El perfecto reconocimiento detrás de cada mirada, de cada susurro, de cada suspiro.

Sus palabras eran una chispa prendida en aceite. Sus caricias, un auténtico fuego contra su piel.
Belen Castellanosje citiraoпре 9 дана
Se debía a que eran dos partes de un todo. Él no le pertenecía. Y ella no le pertenecía a él. No se trataba de pertenecer a nadie.

Sino de que estaban hechos el uno para el otro.
Belen Castellanosje citiraoпре 9 дана
Sherezade notó en la mejilla el latido de su corazón, alto y sincero. La única medición del tiempo que importaba.
Belen Castellanosje citiraoпре 9 дана
—La paz que buscas está aquí —le susurró—. Lucha por ella. Yo lucharé por ella contigo. Haré lo que haga falta. —Apretó las mangas del qamis—. Cuando estaba en el desierto, me despertaba cada día y continuaba con mi vida, pero en realidad aquello no era vida, sino mera existencia. Y quiero vivir. Mi vida está en ti.
Belen Castellanosje citiraoпре 9 дана
El dolor por la pérdida de algo que aún no se había ido era agudo.
Belen Castellanosje citiraoпре 9 дана
No poseía una belleza clásica, pero llamaba la atención a su manera, pues su belleza residía en la suma de sus defectos
Belen Castellanosje citiraoпре 9 дана
Corta las cuerdas, Shezi. ¡Vuela!
fb2epub
Prevucite i otpustite datoteke (ne više od 5 odjednom)