bookmate game
es
Knjige
Mircea Cartarescu

El ojo castaño de nuestro amor

  • Lupita Meza Servinje citiralaпрошле године
    Todos la conocían, Ada-Kaleh era para ellos un órgano vital, una especie de páncreas imaginario o incluso un corazón, pero nadie la conocía al detalle, como tampoco sabes, de hecho, qué aspecto tiene tu páncreas o si
  • Lupita Meza Servinje citiralaпрошле године
    isla de Ada-Kaleh,
  • Lupita Meza Servinje citiralaпрошле године
    Como si nuestra memoria fuera un osario.
  • Lupita Meza Servinje citiralaпрошле године
    Pero yo seguiría escribiendo igualmente cada vez más rápido, para que no me alcancen el desastre y la desgracia.
  • kim claudiaje citiralaпре 3 године
    Cuando llegó el momento de partir, inyectado con su mecanismo de reloj como esas orugas que portan en el cuerpo un huevo de avispa solitaria, comprendí por primera vez lo solo que había estado siempre.
  • kim claudiaje citiralaпре 3 године
    Sentí de inmediato, mientras miraba a los ojos a la joven que me había llamado desde una distancia de diez vidas —unos ojos tristes de proscrita y abandonada
  • kim claudiaje citiralaпре 3 године
    Y me encontré de repente al final del camino, vagando por uno de los senderos del mundo plano en el que, en un país lejano, me esperaba la joven que sería mi personaje.
  • kim claudiaje citiralaпре 3 године
    Tras unos cuantos años de felicidad imaginística, mi poesía murió por la incapacidad de seguir progresando. Casi muero yo con ella. Permanecía postrado, horas muertas, entre mis sábanas húmedas, aterrorizado y desesperado ante la idea de no poder volver a escribir, atormentándome, haciendo ejercicios de locura, bebiendo quince cafés al día. Si hubiera sido capaz de beber alcohol, habría destruido mi mente con la bebida. Durante un año no hice nada, no fui a ningún sitio, casi no dormí y, cuando cabeceaba, soñaba que escribía poemas con imágenes tan fantásticas que sentía que se me erizaba el vello de los brazos y de la coronilla, pero cuando despertaba me daba cuenta de su estupidez y hacía esfuerzos por quedarme dormido de nuevo
  • kim claudiaje citiralaпре 3 године
    las gotas de nostalgia del rostro de Bucarest, los lugares en los que nos detuvimos, nos besamos y nos abrazamos, en los que charlamos, en los que bebimos y en los que nos dijimos palabras terribles, se corresponden punto por punto con los lunares de su cuerpo
  • kim claudiaje citiralaпре 3 године
    No conocía a casi nadie, no me interesaba la gente, no he escrito, por lo demás, un solo diálogo en toda mi vida. No había amado ni odiado a nadie. Me enfrascaba así pues en descripciones,
fb2epub
Prevucite i otpustite datoteke (ne više od 5 odjednom)