American Gods (X Aniversario), Neil Gaiman
es
Neil Gaiman

American Gods (X Aniversario)

Obavesti me kada knjiga bude dodata
Da biste čitali ovu knjigu otpremite EPUB ili FB2 datoteku na Bookmate. Kako da otpremim knjigu?
Stefany Dinneny
Stefany Dinnenyje citiraoпре 3 године
Creo que la vida es un juego, que la vida es una broma cruel y que la vida es lo que sucede cuando estás vivo y que lo mejor que puedes hacer es tumbarte a la bartola y disfrutarla
Carolin Gonzalez
Carolin Gonzalezje citiraoпрошле године
—La Libertad —bramó Wednesday— es una ramera con la que hay que acostarse sobre un colchón de cadáveres.
Lourdes Kady Fretel Avellaneda
Lourdes Kady Fretel Avellanedaje citiralaпре 4 дана
Y si hemos de morir como hombres aquí, ¿no nos abrirá igualmente las puertas de su morada celeste?
Lourdes Kady Fretel Avellaneda
Lourdes Kady Fretel Avellanedaje citiralaпре 4 дана
Estamos lejos, muy lejos de nuestras casas y hogares, lejos de los mares que conocemos y de las tierras que amamos. Aquí, en el confín del mundo, nuestros dioses se olvidarán de nosotros»
Lourdes Kady Fretel Avellaneda
Lourdes Kady Fretel Avellanedaje citiralaпре 4 дана
Las ideas son más difíciles de matar que las personas, pero también se pueden eliminar, en definitiva
Michelle Roacho
Michelle Roachoje citiralaпрошлог месеца
Las ideas son más difíciles de matar que las personas, pero también se pueden eliminar, en definitiva.
Michelle Roacho
Michelle Roachoje citiralaпрошлог месеца
—¿Cuál es su nombre real?

—Si trabajas para mí el tiempo suficiente y lo haces como es debido —dijo el hombre del traje claro—, hasta es posible que te lo revele

We que imagina q sea el diablo jajajaja

Michelle Roacho
Michelle Roachoje citiralaпрошлог месеца
Su cabello era de color gris rojizo; su barba de tres días, de color rojo grisáceo. No era tan grande como Sombra, pero parecía ocupar una barbaridad de espacio. Tenía el rostro cuadrado, la piel arrugada y los ojos de un gris pálido. Llevaba un traje que parecía caro del color de un helado de vainilla derretido, y una corbata de seda gris marengo con una aguja en forma de árbol

Del bato del avión

Michelle Roacho
Michelle Roachoje citiralaпрошлог месеца
no sentía nada en absoluto. Ni lágrimas. Ni pena. Nada

Así me siento ahorita, no siento nada

Michelle Roacho
Michelle Roachoje citiralaпрошлог месеца
—Es como uno de esos chistes que empiezan con: «Tengo una noticia buena y otra mala», ¿no? La buena es que te vamos a poner en libertad antes de tiempo, la mala es que tu mujer ha muerto.

Y se echó a reír como si fuera un chiste de verdad.

Ay vete a la chingada morro

Michelle Roacho
Michelle Roachoje citiralaпрошлог месеца
—Sombra, lo vamos a poner en libertad esta misma tarde. Saldrá usted un par de días antes de lo previsto

No weeee, te dijo el otro bato q no te fueras antes para no meterte en la madre de las placas tectónicaaaas

Michelle Roacho
Michelle Roachoje citiralaпрошлог месеца
Su mujer… falleció esta misma madrugada a consecuencia de un accidente de tráfico. Lo siento

Verga, q te pasa Neil gaiman no va un capítulo y ya nos mataste a alguieeeeen and she sounds pretty good

Michelle Roacho
Michelle Roachoje citiralaпрошлог месеца
—Aquí dice que le condenaron a seis años por agresión con agravantes y lesiones. Ya ha cumplido usted tres
Michelle Roacho
Michelle Roachoje citiralaпрошлог месеца
De cerca, Patterson tenía una pinta todavía peor. Su rostro era alargado y llevaba el cabello gris cortado a cepillo, al estilo militar. Olía a Old Spice. Tenía detrás una estantería, y en todos los títulos de los libros que contenía figuraba la palabra «cárcel». Su escritorio estaba impoluto y vacío, salvo por el teléfono y un calendario con las tiras cómicas de The Far Side. Llevaba un audífono en la oreja derecha.
Michelle Roacho
Michelle Roachoje citiralaпрошлог месеца
—¿De dónde eres? —le preguntó.

—De Eagle Point, Indiana
Michelle Roacho
Michelle Roachoje citiralaпрошлог месеца
Sombra intentaba convencerse de que todo iba bien, de que el viernes por la mañana estaría en un avión con destino a Eagle Point, pero no se lo creía

Uy wey i really feel that, si me ha pasado and i feel culero

Michelle Roacho
Michelle Roachoje citiralaпрошлог месеца
Sam Fetisher era uno de los hombres más negros que Sombra había visto en su vida. Lo mismo podía tener sesenta años que ochenta.
Michelle Roacho
Michelle Roachoje citiralaпрошлог месеца
Tienes treinta y dos años?

—Sí, señor.
Michelle Roacho
Michelle Roachoje citiralaпрошлог месеца
Sombra no era supersticioso, y no creía en nada que no pudiera ver. Sin embargo, en aquellas últimas semanas había presentido que el desastre se cernía sobre el penal, del mismo modo que lo había presentido en los días que precedieron al robo
Michelle Roacho
Michelle Roachoje citiralaпрошлог месеца
Iceman tenía el tamaño y la forma de una máquina de Coca-Cola, los ojos azules y el cabello tan rubio que parecía blanco
fb2epub
Prevucite i otpustite datoteke (ne više od 5 odjednom)