es
Knjige
Stefan Zweig

El mundo de ayer

El mundo de ayer es Viena y Europa antes de 1914, donde Stefan Zweig creció y conoció sus primeros éxitos como escritor, leído con pasión. Por aquel mundo viajó y estrechó amistad con Freud y Verhaeren, Rilke y Valéry… En ese lugar estable, a pesar de las tensiones nacionalistas, la libertad de pensamiento conservaba todas sus prerrogativas. ¿Es este un libro nostálgico? Ciertamente. El escritor exiliado que redacta estos “recuerdos de un europeo” ha visto, y nos cuenta, el formidable desperdicio de un momento histórico, el desplome de los tronos, el cambio de ideas y, por lo tanto, el aplastamiento de una civilización bajo el impulso irresistible del hitlerismo…
Lleno de anécdotas, de encanto y de colores, de dramas también, este cuadro de un periodo notable de la historia de Europa resume el sentido de una vida, de un compromiso de escritor, de un ideal. Es uno de los textos más conmovedores y esenciales para ayudarnos a comprender el siglo pasado.
653 štampane stranice
Vlasnik autorskih prava
Bookwire
Prvi put objavljeno
2021
Godina izdavanja
2021

Ostale verzije

Da li već pročitali? Kakvo je vaše mišljenje?
👍👎

Citati

  • gelivmeje citiralaпре 2 године
    Primero había que abrochar innumerables ganchillos y corchetes por detrás, desde la cintura hasta el cuello; ceñir el corsé con toda la fuerza de la ayuda de cámara; rizar, tensar, cepillar, alisar y recoger el largo cabello a manos de una peluquera convocada a diario, con una legión de horquillas, pasadores y peinetas, bajo el auxilio de tenacillas y ruleros (les recuerdo a los jóvenes que hace unos treinta años, salvo algunas decenas de estudiantes rusas, todas las mujeres de Europa podían desplegar su cabellera hasta las caderas); y entonces a la mujer se la moldeaba y envolvía con enaguas, camisolas, chaquetas y chaquetillas, como capas de cebolla, hasta que el último resto de su forma femenina y personal desaparecía por completo
  • gelivmeje citiralaпре 2 године
    Llenas de expectativas ante lo desconocido, de lo que estaban excluidas, se imaginaban la vida en forma romántica, pero a la vez las avergonzaba que alguien pudiera descubrir lo mucho que sus cuerpos, de los que nada tenían en claro, anhelaban caricias. Una especie de tenue confusión aquejaba incesantemente todo su porte. Caminaban de modo distinto a las muchachas de hoy, cuyos cuerpos están templados por el deporte y que se mueven entre los muchachos fácilmente, como pares
  • gelivmeje citiralaпре 2 године
    Se subrayaba el denominado sexo fuerte frente al sexo débil incluso en la actitud que se le reclamaba: el hombre, resuelto, caballeroso y agresivo, y la mujer, tímida, recatada y defensiva; cazador y presa, en lugar de pares

Na policama za knjige

fb2epub
Prevucite i otpustite datoteke (ne više od 5 odjednom)