Lydia Cabrera

Cuentos negros de Cuba

    María José Gónzalezje citiralaпрошле године
    Chivo que rompe tambor con su pellejo paga
    María José Gónzalezje citiralaпрошле године
    En El Monte (1954) se dedica por completo a estudiar los orígenes de la santería, nacida de la mezcla de las deidades de la religión yoruba con los santos católicos. Anago: Vocabulario Lucumi , es un estudio del lenguaje Lucumi y su adaptación al español. En 1955 publicó su recopilación de Refranes de negros viejos (La Habana, Eds. CR, 1955).
    Andrea Yutzill Puebla Rubialesje citiralaпрошле године
    Un hombre cree que una mujer es, realmente, una mujer.

    Una mujer está segura de que un hombre no es más que un hombre.

    ¡Y nadie sabe lo que se esconde en un disfraz humano!

    Quien menos se piensa, secretamente puede ser un diablo, una fiera, un monstruo, y a solas manifes­társenos en su forma verdadera e inconcebible.
    Andrea Yutzill Puebla Rubialesje citiralaпрошле године
    a era hora —decían— de rebelarse contra aquel destino; hora de vencer el miedo
    Andrea Yutzill Puebla Rubialesje citiralaпрошле године
    Para que las cosas queden bien, hay que fabricarlas con despacio. Todo lleva su tiempo. No se puede, no se debe andar de prisa
    Andrea Yutzill Puebla Rubialesje citiralaпре 2 године
    Entonces la bondad sí era de este mundo: un moribundo podía sonreír al representarse el placen­tero festín que su cuerpo, hermoso y sano, procuraría a gusanos innumerables y golosos; pensar enterneci­do en los pájaros que picotearían sus ojos brillantes convertidos en semillas; en las bestias fraternales que pastarían sus cabellos mezclados con la yerba fresca y jugosa; en sus hijos, en sus hermanos, que comerían sus huesos transformados en tubérculos.
    Andrea Yutzill Puebla Rubialesje citiralaпре 2 године
    Un silen­cio avanzaba despacio por sus venas, un silencio apacible que buscaba deliciosamente al corazón. Despacio se cerraban sus ojos; despacio oscurecía, y era la felicidad infinita de apagarse, de morir. Se acababa como un bello atardecer.
    Romina Grje citiraoпре 2 године
    La illaré1 lo mira y le pregunta:

    —¿Por qué, Chéggue, por qué sukú-sukú?2
    Romina Grje citiraoпре 2 године
    jicotea, a veces la pareja jicotea-venado, o tortuga-ciervo, cuyas contrastantes personalidades constituyen un ciclo de piezas folklóricas muy típicas de los yorubas, donde la jicotea es el prototipo de la astucia y la sabiduría venciendo siempre a la fuerza y a la simplicidad.
    Romina Grje citiraoпре 2 године
    verdadera cultura y el positivo progreso están en las afirmaciones de las realidades y no en los reniegos. Todo pueblo que se niega a sí mismo está en trance de suicidio.
    Romina Grje citiraoпре 2 године
    santería, nacida de la mezcla de las deidades de la religión yoruba con los santos católicos.
    Andrea Poulainje citiralaпре 3 године
    Un hombre subió al cielo por una cuerda de luz. El sol le advirtió:
    —No te aproximes demasiado, que quemo.
    Este hombre no hizo caso: se acercó, se tostó, se volvió negro de pies a cabeza... Fue el primer negro, el padre de todos los negros.
    Andrea Poulainje citiralaпре 3 године
    Los mares desbordaron de los caracoles; los ríos, del lagrimal del primer cocodrilo que tuvo pena
fb2epub
Prevucite i otpustite datoteke (ne više od 5 odjednom)