Henry James

La edad madura

    Juan Duránje citiraoпрошле године
    -Una segunda oportunidad: ésa es la vana ilusión. Jamás ha habido más que una. Trabajamos a ciegas; hacemos lo que podemos; damos lo que tenemos. Nuestra duda es nuestra pasión y nuestra pasión es nuestra misión. Todo lo demás no es sino la demencia del arte.
    Juan Duránje citiraoпрошле године
    -¿Eligió usted dejar escapar una fortuna?
    -Elegí aceptar las consecuencias de mi entusiasmo, cualesquiera que fueren
    Juan Duránje citiraoпрошле године
    Le habría gustado crear frases hermosas, pero la Naturaleza le había rehusado el don.
    Juan Duránje citiraoпрошле године
    Inocentes e infinitos por igual son los placeres de la observación y los recreos deparados por la afición a analizar la vida.
    Veroje citiralaпрошле године
    Una segunda oportunidad: ésa es la vana ilusión. Jamás ha habido más que una. Trabajamos a ciegas; hacemos lo que podemos; damos lo que tenemos. Nuestra duda es nuestra pasión y nuestra pasión es nuestra misión. Todo lo demás no es sino la demencia del arte.
    Veroje citiralaпрошле године
    ¡La perla es lo que quedó sin escribir, la perla es lo que no tiene impurezas, lo ausente, lo perdido!
    Veroje citiralaпрошле године
    Estaba perdido, estaba perdido, estaba perdido si no había la posibilidad de salvarlo. No temía al sufrimiento, a la muerte; ni siquiera estaba enamorado de la vida; pero había tenido una profunda manifestación de deseo.
    Veroje citiralaпрошле године
    No era cierto lo que había tratado de creer en pro de la renuncia: que todas las combinaciones estaban ya agotadas. No lo estaban, no, no lo estaban, eran innúmeras; el agotamiento estaba sólo en el desventurado artista.
    Veroje citiralaпрошле године
    Inocentes e infinitos por igual son los placeres de la observación y los recreos deparados por la afición a analizar la vida
    Veroje citiralaпрошле године
    Lo que tan intensamente veía hoy, lo que sentía como un cuchillo clavado en sus entrañas, era que sólo ahora, en el tramo final, había llegado a la plena posesión de su capacidad. Su desarrollo había sido anormalmente lento, casi grotescamente paulatino. La experiencia lo había estorbado y retardado y, durante luengos períodos, él no había hecho sino buscar el camino a tientas. Se le había ido demasiada parte de su vida en producir demasiado poco de su arte. Por fin el arte había llegado, pero había llegado detrás de todo lo demás.
    Veroje citiralaпрошле године
    Volvió a zambullirse en su narración, y fue arrastrado a sus profundidades, como por mano de una sirena, hasta donde flotan extraños temas silenciosos en el tenue mundo sumergido de la ficción, la gran cisterna esmaltada del arte.
    Veroje citiralaпрошле године
    Aunque había hecho todo lo que podía, aún no había hecho lo que quería. Ése era el desgarro: que, virtualmente, su carrera había llegado a su término: era tan violento como una mano brutal en la garganta.
    Veroje citiralaпрошле године
    Ese libro era una novela; tenía la llamativa tapa de las ediciones económicas, y él, mientras el romanticismo de la vida quedaba desdeñado a su lado, se perdía en el romanticismo de la biblioteca circulante.
    Veroje citiralaпрошле године
    Sostenía el paquete, que a todas luces era de libros, en las rodillas, sin abrirlo, alegrándose, tras el ocaso de tantas esperanzas (su enfermedad lo había hecho ser consciente de su edad), de saber que estaba ahí, pero dando por hecho que ya jamás podría haber una repetición completa del placer, tan caro a la experiencia juvenil, de verse a sí mismo “recién impreso”.
    Veroje citiralaпрошле године
    Se quedó sentado con la vista clavada en el mar, que parecía todo superficie y cabrilleo, harto más superficial que el espíritu del hombre. El abismo de las ilusiones humanas, ése sí que era la auténtica profundidad sin mareas.
    Veroje citiralaпрошле године
    Se sintió bastante cansado cuando lo alcanzó, y por un momento se notó defraudado; estaba mejor, desde luego, pero, después de todo, ¿mejor que qué? Nunca volvería, como en uno o dos grandes momentos del ayer, a sentirse superior a sí mismo. Lo que de infinito pueda tener la vida había desaparecido para él, y lo que le quedaba de la dosis otorgada era un vasito marcado como lo está un termómetro por el farmacéutico.
    Cristinaje citiraoпрошле године
    Pensó en los cuentos de hadas científicos y se embelesó hasta olvidar que buscaba una magia que no era de este mundo.
    Cristinaje citiraoпрошле године
    siempre resulta ridículo llamar la atención sobre la obra propia.
    Cristinaje citiraoпрошле године
    Inocentes e infinitos por igual son los placeres de la observación
    Cristinaje citiraoпрошле године
    en el tramo final, había llegado a la plena posesión de su capacidad
fb2epub
Prevucite i otpustite datoteke (ne više od 5 odjednom)